Renovarse o morir: los perfiles de marketing del futuro

9 abril, 2017

Etiquetas: , , ,

Los constantes cambios tecnológicos que nos han acompañado en los últimos años no sólo han modificado nuestro día a día, sino que también han hecho que la forma de trabajar de las empresas sea diferente. Nuevas formas de trabajar (teletrabajo, servicios de outsourcing…), de comunicarse, de relacionarse, de interactuar con el entorno -que ya no sólo es un entorno físico cercano, sino que la globalización ha expandido casi tanto como la cobertura de las líneas telefónicas e Internet permiten-; en definitiva, nuevas formas de vivir.

Además, y como consecuencia directa de ello, la gran cantidad de oferta disponible ahora para los consumidores (el e-Margarita Alvarezcommerce llegó para quedarse y hacer más fluidas las relaciones comerciales a nivel mundial) hace que las exigencias de este consumidor sean cada vez más altas, lo que provoca que sus hábitos de compra hayan variado y hayan surgido nuevas maneras de adquirir los productos –o servicios- y de relacionarse con el ”vendedor” y éste con el cliente.

Esto significa que las empresas deben actualizarse, adelantarse y adaptarse a las necesidades del consumidor para hacer frente a sus competidores. Para ser diferentes a ellos. Para conseguirlo, estas nuevas tecnologías son clave para adquirir la mayor información acerca del consumidor actual. Las redes sociales y los móviles representan hoy en día una buena fuente de información a la hora de conocer mejor lo que el usuario busca y desea. Estos suponen una gran ventaja para las empresas que deben utilizar y saber aprovechar. Para lograrlo, deben incorporar nuevos perfiles digitales a la empresa. Perfiles que sepan, no sólo detectar esa información que abunda en el ciberespacio, sino también, y más importante casi, saber qué hacer con esa información y cómo sacarle provecho para conseguir una mejor experiencia de la relación empresa-cliente.

En este sentido, todos los departamentos están sufriendo cambios por la inclusión de las nuevas tecnologías y los perfiles tecnológicos, pero el departamento de marketing es el que más está viviendo esta transformación. Un departamento que, en un futuro no muy lejano, adoptará una posición aún más importante dentro de las empresas.

Adivinar el futuro es complicado, pero lo que sí es seguro es que adentrarse en el mundo digital y prepararse en torno a las nuevas tecnologías y tendencias del marketing es una opción real para todos aquellos que quieren incorporarse al mercado laboral.

Si nos centramos en previsiones macroeconómicas, según la Unión Europea, hasta 2020 se crearán 900.000 nuevos puestos relacionados con la tecnología. De todos ellos, entre 60.000 y 70.000 empleos serán de marketing y comunicación. Una transformación que provoca también un cambio en el futuro del mercado laboral. Tanto es así que, en la actualidad, nuevos sectores comienzan a liderar la creación de empleo y otros lo harán en los próximos años. Sectores que darán lugar a nuevos proyectos empresariales y a nuevas figuras profesionales que deberán cubrir las necesidades de cada mercado, con el consiguiente reto de adaptación y rápida evolución que requerirán cada uno de ellos.

Ya nos son comunes descripciones de perfiles como analista SEO/SEM, especialista en Big Data, intelligence manager o experto en Business Intelligence, profesionales que una década atrás nos eran completamente desconocidos y que hoy ya copan las primeras posiciones entre las ofertas de empleo.  

Estos perfiles cualificados ligados a la tecnología y al ámbito digital, y los especializados en marketing y ventas son los que más relevancia alcanzarán, como se recoge en el Informe ‘Adecco sobre el Futuro del Trabajo en España’. Pero no serán tal y como los conocemos hoy en día, igual que ahora existen muchos que hace 10 años eran impensables.

Desde creativos emocionales a expertos en marketing neuronal o analistas predictivos, nos indican que el futuro del marketing y las nuevas tecnologías irán de la mano. Que su unión será indisoluble. Pero sobre todo, que detrás de la tecnología y los avances, seguiremos necesitando personas que pongan en práctica todo lo aprendido, personas que sigan ofreciendo el componente emocional a cada puesto, personas que sigan haciendo de las empresas (sean éstas como sean y se localicen dónde quiera que se localicen) seres vivos, entes que sirvan a hacer mejores las sociedades en las que se integran.

Margarita Álvarez

Directora de Marketing y Comunicación de Adecco Group

 

Comparte esta información en: