Noa Veiga, Fainders New Zealand

5 julio, 2016

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

“Somos una generación de jóvenes innovadores, con una mente abierta, altruistas, críticos, participativos y amantes de las nuevas tecnologías”

IMG_9080Fainders New Zealand es una plataforma comunitaria gratuita que ayuda y asesora a todos aquellos españoles que quieren vivir, trabajar o estudiar en las antípodas. El equipo está formado por 12 personas repartidas por España y las principales ciudades de Nueva Zelanda: Auckland, Tauranga, Napier, Taupo, Wellington, Queenstown y Christchurch. Además, con la nueva expansión en Latinoamérica, pronto entrarán a formar parte nuevos miembros en Chile y Argentina. Noa Veiga es su CEO y fundadora.

¿Podría explicarnos que es Fainders New Zealand y cómo nació?

Fainders es una plataforma comunitaria gratuita de ayuda a todos aquellos que quieran vivir un cambio en su vida y venirse a Nueva Zelanda a estudiar, trabajar y/o vivir, que nace de la necesidad de llevar la información sobre este país a España. Cuando llegué hace cuatro años no había españoles y decidí empezar a informar sobre el hallazgo.

Fainders es una palabra inventada que viene de To Find (Encontrar) y Faith (Fe). Somos una generación de jóvenes innovadores, con una mente abierta, altruistas, críticos, participativos y amantes de las nuevas tecnologías. Gente con profundos valores que buscan ser el ejemplo del cambio en el mundo. Creo que es una evolución de lo que se denomina Generación Millennial, ya que aquí añadimos la necesidad de estar en contacto con la naturaleza, una búsqueda impetuosa por salir de nuestra zona de confort, vivir experiencias intensas y encontrarnos a nosotros mismos.

¿Por qué Nueva Zelanda?

Que este país sea las antípodas españolas ayuda. Poner espacio entre nuestra cultura, familia y amigos ayuda a encontrarse a uno mismo. Nueva Zelanda es un lugar muy especial, es uno de los países más nuevos del mundo, con solo cuatro millones de habitantes, es aún puro y virgen.

¿Quiénes forman el equipo de Fainders New Zealand y cuál es su perfil?

El equipo de Fainders está formado por jóvenes cualificados que un día decidieron buscar su propia manera de vivir. Todos tenemos carrera, hablamos varios idiomas y somos amantes de las nuevas tecnologías. Lo que nos ha unido son nuestros valores y las ganas de ayudar a otros a que vivan auténticamente.

Actualmente somos 12 en el equipo y estamos repartidos entre las principales ciudades de Nueva Zelanda y España. Ahora, con la nueva expansión en Latinoamérica, pronto entrarán a formar parte del equipo nuevos miembros en Chile y Argentina.

Fainders New Zealand se encarga de facilitar el proceso a todos aquellos españoles que quieran ir a Nueva Zelanda. ¿Cómo lo hace?

Les acompañamos desde que se les pasa por la cabeza la idea de venir a Nueva Zelanda hasta que se vuimage004elven a España (en caso de que vuelvan). Antes de venir tienen una persona del equipo al que le llamamos Asesor que les ayuda con toda la información sobre visados, ciudades, escuelas, alojamiento y todo lo que necesiten para tomar la mejor decisión. Todos los Asesores de Fainders viven o han vivido en Nueva Zelanda y han pasado por un proceso de formación para poder asesorar de manera profesional a todos aquellos que se ponen en contacto con nosotros.

Una vez la persona tiene claro que se viene, el personal de Administración le ayuda con la aplicación de la visa y la matriculación en caso de que vaya a estudiar un curso. Y una vez aprobado el visado, se le asigna su Embajador, que es la persona que representa Fainders en la ciudad destino. Esta persona es la encargada de dar la bienvenida a todos aquellos Fainders que aterricen en su ciudad. Les ayuda con los primeros trámites como abrir una cuenta bancaria o solicitar el IRD, un número necesario para poder trabajar. Es su persona de referencia, con quien puede contar para cualquier eventualidad o para tomarse un café y pasar un buen rato.

Fainders es actualmente una de las principales plataformas comunitarias de referencia para españoles en Nueva Zelanda. Compartimos información gratuita, organizamos quedadas, talleres y eventos, y servimos de soporte para todas aquellas ideas que puedan surgir para unir las dos culturas española-latina y kiwi.

¿En qué consiste exactamente el asesoramiento?

Ofrecemos asesoramiento en materia legal (información sobre los diferentes visados), educacional (como representantes de las principales instituciones neozelandesas informamos sobre los diferentes cursos y actuamos en nombre de las escuelas en el proceso de matriculación) y sobre el país (ciudades, alojamiento, transporte, etc). Me gusta decir que somos como “un google en castellano, ordenado y personalizado”. La gente contacta con nosotros y obtiene todas las respuestas de manera personalizada (normalmente nos conocemos por skype). A partir de ahí, es la persona quien decide.

¿En qué ciudades?

Actualmente estamos en siete ciudades: Auckland, Tauranga, Napier, Taupo, Wellington, Queenstown y Christchurch. Cada una de estas ciudades tiene alma propia y ofrece una experiencia totalmente diferente. De ahí que sea importante entender la características de cada una y elegir la que mejor se adapte a nuestras expectativas. ¡Para entender esto qué mejor que un asesor de Fainders, que ya ha vivido la experiencia!

¿A cuántas personas ha asesorado Fainders New Zealand desde su creación?

Hemos asesorado a más de 2500 personas. Nos contactan personas de todo tipo. Pero los que realmente acaban tomando la decisión de venir son jóvenes de entre 20 y 40 años con ganas de vivir una experiencia internacional diferente. Buscan mejorar su inglés y trabajar mientras estudian. Los que eligen Nueva Zelanda suelen ser amantes de la naturaleza y con ganas vivir aventuras. Suelen ser personas con valores que buscan crecer personalmente. Nueva Zelanda es el espacio ideal para ello. Y todo el equipo de Fainders está aquí para apoyarlos.

¿Qué necesita una persona que quiera ir a Nueva Zelanda?

Necesita estar muy motivada. Es un viaje intenso dónde se presentarán seguramente varios obstáculos que deberán superar (barrera idiomática, lejanía, nuevas cultura, trabajo, etc). ¡Tiene que tener ganas!

A nivel operativo, necesitan tener algo de ahorros ya que las visas, cursos y empezar en un nuevo país supone un desembolso de dinero. Hemos escrito un post sobre ello que es muy útil: http://faindersnz.com/cuanto-cuesta-estudiar-en-nueva-zelanda/

Fainders New Zealand representa a más de 20 instituciones educativas, ¿qué tipo de cursos ofrecéis?

Lo más demandados son los cursos de ingles (Inglés General y Certificados Oficiales), pero también ofrecemos cursos especializados (businesimage015s, computing, hospitality, childhood, etc) en escuelas privadas, politécnicos y universidades.

¿Cómo describiría la experiencia de emprender en Nueva Zelanda?

Nueva Zelanda es parecida a EE.UU. en este sentido. Emprender es lo más normal de mundo. Mucha gente tiene pequeños negocios. La razón es que al ser un país alejado del resto del mundo, siempre ha tenido que ser bastante autónomo, está en el ADN de la gente. Emprender y equivocarse no está mal visto. Además, a nivel burocrático es bastante sencillo y rápido abrir una empresa y no se requiere de capital inicial.

La barrera con la que nos encontramos los extranjeros es el visado. Se requiere una inversión muy grande para poder acceder al visado de emprendedor. Por ello, lo más normal es venir con visa de estudiante, luego conseguir una work permit y solo cuando uno ya es residente, emprender.

¿Qué opina del mercado laboral en Nueva Zelanda?

El mercado laboral es muy flexible, y esto es lo que facilita también el emprender. Mi primer año con Fainders trabajaba en tres trabajos diferentes para poder costear el proyecto. La gente cambia de trabajo fácilmente, lo que facilita que la gente esté preparada en diferentes áreas, raro encontrar a un kiwi que lleve 35 años en una empresa, como pasa en España. La tasa de desempleo actual es de un 5.4%, si no trabajas es porque no quieres.

¿Y de la conciliación?

Los neozelandeses no viven para trabajar, trabajan para vivir, y en la medida de lo posible en aquello que les gusta. La vida personal y familiar es algo importante y prioritario. Los trabajos a tiempo parcial para las mamás es lo más normal del mundo. El gobierno también ayuda a las madres solteras o a las familias con bajos recursos.

Como próximo objetivo se han planteado expandir sus servicios al mercado latinoamericano, ¿qué países?

Chile y Argentina principalmente. Aunque también nos contacta gente de Colombia y México. La decisión de expandirnos a Latinoamérica ha sido una decisión orgánica, derivada de las solicitudes espontáneas de este mercado.

¿Algún otro propósito más a corto plazo?

Abrir un servicio de Wellness para los Fainders que estén en Nueva Zelanda. Ayudar en su proceso de crecimiento personal a través de talleres, eventos, festivales y sesiones de coaching.

¿Qué balance hace desde la creación de Fainders New Zealand?

Ha sido sorprendente descubrir cuanta gente está interesada en este país y valora nuestros servicios. Es una dicha poder dedicarnos a ayudar a otros a descubrirse en este país. Es un sueño hecho realidad. Fainders se ha convertido en un organismo vivo que crece a medida que lo hacen las personas.

Nueva Zelanda, ¿qué es lo que más le apasiona de este país?

El espacio.

María Cano Rico

Sobre Noa Veiga

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Santiago de Compostela y con un Máster en Mercados Financieros en la Pompeu Fabra de Barcelona, Noa Veiga desarrolló su carrera profesional como Banquera Privada, especializada en gestión de grandes patrimonios en Barcelona. Trabajó en varios bancos como Citi Bank, Caixa Penedés y Banif (Banco Santander). Tal y como describe “fue una época bonita, en la que aprendí mucho sobre inversiones, gestión y, especialmente, sobre las personas. Mi trabajo como asesora me regaló la oportunidad de convertirme en la persona de confianza de mucha gente con grandes patrimonios. Me encantaba escuchar sus historias: de dónde venían, cuáles eran sus preocupaciones, entender de dónde procedía esa riqueza y qué querían hacer con ella.

Aun así, en el 2012, Veiga decidió abandonar el sector de la banca a pesar de que le gustaba su trabajo porque “la complejidad de los productos financieros no me daba seguridad”. Y tras ocho años de crecimiento profesional y personal en Barcelona, donde asentó las bases para su nuevo camino como emprendedora, se embarcó en un viaje por Asia sin billete de vuelta. “Emprender, la libertad de crear, me llamaba. Pero necesitaba primero un break, viajar, descansar y encontrar mi vocación”. Después de cuatro meses de viaje llegó a Nueva Zelanda, el lugar idóneo para emprender su proyecto: Fainders New Zealand.

Comparte esta información en:
ir arriba