El final del verano

7 septiembre, 2017

Etiquetas: , , , ,

En contra de la tendencia histórica, en la que el verano se presenta como un revulsivo para el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, este mes de julio ha descendido la cifra de autónomos en 1.657 personas menos respecto al mes anterior.

Esto, que aún así, demuestra la estacionalidad de nuestro mercado de trabajo, confirma la necesidad deInés Mazuela Rosado definitiva abordar reformas que permitan el desarrollo de las actividades en condiciones de calidad y con perspectiva de futuro.

Este descenso, en plena temporada alta, coincide con la entrada en vigor de la Ley de Presupuestos Generales del Estado, que ha supuesto la subida de la base mínima de cotización un 3%, situándose la cuota mínima a pagar en 275,00 euros, si no se tiene derecho a bonificaciones o reducciones.

Por ello, desde UPTA Andalucía venimos reclamando políticas y medidas que hagan que los autónomos y autónomas andaluces puedan consolidar sus negocios cuando dejan de poder acogerse a las ayudas existentes al inicio de las actividades, y confirma nuestra denuncia sobre la “burbuja del emprendimiento” que se está provocando en nuestro país.

Estos datos muestran que volvemos a sufrir un retroceso en el RETA en Andalucía a pesar del peso del turismo, el comercio y la hostelería en las provincias de costa de nuestra comunidad.

Nos preocupa enormemente que este acusado descenso se haya producidodos meses antes de lo que viene siendo habitual. Las cifras del RETA del pasado mes de julio son más propias de la finalización de la temporada estival.

A pesar de que el saldo neto de autónomos y autónomas sigue siendo superior a las cifras registradas en 2016 (+1,77%), el fulminante descenso que se ha producido en el RETA este mes de julio nos confirma que seguimos teniendo dos frentes pendientes muy importantes: la estacionalidad de nuestra economía y la consolidación del trabajo autónomo. Y sin políticas efectivas de fomento y apoyo, no alcanzaremos un crecimiento sostenido y sostenible.

No reclamamos subvenciones, que podría ser. La subvención es una medida más que hay que utilizar y que debe hacerse con condiciones que hagan que se cumpla la finalidad para la que se otorgan. Pero vamos más allá. Reclamamos ayudas en forma de medidas eficaces que permitan que ser autónomo no sea una “misión imposible”.

En Andalucía, al menos, la orden de incentivos que se publicó en 2016 recoge dos líneas de ayudas a trabajadores y trabajadoras autónomos con trayectoria, una de ellas dirigida a la consolidación y tendrá su convocatoria este 2017, previsiblemente este mismo mes, según avanzó el consejero de Economía y Conocimiento.

Sin embargo, no se afrontan las verdaderas reformas que necesitamos. La reforma “urgente” que se está tramitando en el Congreso llegará previsiblemente este otoño, un año más tarde de lo previsto. Y si bien aborda cuestiones importantes, no es suficiente.

La esperada subcomisión que afrontará lo verdaderamente importante al menos ya está en marcha, pero no confío en que vaya a ser algo rápido.

Y mientras, tenemos que seguir haciendo frente a este panorama que, como vemos, se lleva a muchos por delante.

Inés Mazuela Rosado

Secretaria General de UPTA-A

@InesMazuelaRo

Comparte esta información en: