Verónica González, Worldline

11 noviembre, 2016

Etiquetas: , , ,

“El éxito de una empresa depende en un porcentaje muy alto de la iniciativa, creatividad, la ilusión y las ganas de todos los que la componen”

“Activa, organizada, flexible y a la vez estricta, trabajadora y, especialmente, cercana”, así se describe Verónica González Mazaleyrat, directora de RRHH de Worldline, una filial del Grupo Atos,  líder europeo en medios de pago y servicios transaccionales, que cuenta con más de 8.600 empleados en todo el mundo y unos ingresos estimados de cerca de 1.500 millones de euros anuales.

Verónica González MazaleyratVerónica ocupa este cargo desde 2014 cuando decidió realizar un Master Executive en Organización de Recursos y Dirección de Personas. Anteriormente, su trayectoria personal y profesional había estado llena de cambios. Vivió en Burdeos (Francia) hasta los 22 años donde estudió una Diplomatura de Técnico Superior en Secretariado de Dirección Trilingüe y empezó a trabajar en Credit Agricole. En 1989, decidió ir a vivir a Madrid y hasta 2011 fue Secretaria de Dirección en varias áreas del Grupo Atos. En 2006, además de este rol, empezó a llevar la gestión de recursos de los Centros de Servicios y, en 2011, ocupó el puesto de Resource Manager de la Service Line HTTS, Hi-Tech Transactional Services en Atos.

Más adelante, en 2013, se creó Worldline Iberia y fue designada Workforce Manager de la compañía y, desde hace apenas dos años, lidera el área de Recursos Humanos de la compañía y  forma parte del Comité de Dirección de Worldline Iberia.

Verónica ha explicado que bajo los valores de asumir responsabilidades, confianza, competitividad operativa, servicio, innovación, bienestar social y excelencia, Worldline reinventa el mundo de los pagos y las transacciones ofreciendo servicios de nueva generación a sus clientes y permitiéndoles ofrecer soluciones sencillas e innovadoras a los consumidores finales.

De este modo, Verónica ha descrito Worldline como un modelo de negocio, único y flexible, construido alrededor de un porfolio global y en constante crecimiento que facilita un soporte integral. Las actividades de la compañía se organizan en torno a tres ejes: Servicios y Terminales para Comercios, Servicios de Movilidad y Transacciones Electrónicas, Procesamiento Financiero y Licenciamiento de Software incluyendo equensWorldline.

Por ello, Verónica ha explicado que se siente orgullosa de trabajar en una empresa como Worldline, ya que, gracias a su puesto, tiene una visión global de la empresa y también le permite compartir con sus colegas de otros países Best Practices para ponerlas en marcha a nivel local, y compartir el conocimiento si procede.

Con respecto a sus objetivos a largo plazo, Verónica ha comentado que en Worldline están plenamente comprometidos con el programa de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad como un proyecto de mejora continua y una de las formas para mejorar los rendimientos generales del grupo y fortalecer el capital inmaterial. Para ello, la compañía ha definido los objetivos de RSC específicos y medibles que desea alcanzar en antes de 2020 y que ponen el foco en cuatro áreas estratégicas: el negocio, las personas que componen la plantilla, la cadena de valor y el medio ambiente. Concretamente, ha comentado que el programa ‘TRUST 2020’ abarca todos los compromisos de RSC de Worldline para los próximos cinco años.

Y, a corto plazo, Verónica ha subrayado que desde Worldline apuestan por la diversidad. Por eso, comenta que han lanzado un plan de igualdad con el objetivo de promover todas las medidas necesarias para luchar contra la discriminación por motivos de sexo, de origen racial o étnico, religión o convicciones, diversidad funcional, edad u orientación sexual. Este plan promueve medidas que favorecen la incorporación, la permanencia y el desarrollo de la carrera profesional de las personas. En esta línea, Verónica ha comentado que “la globalización presenta a las empresas grandes retos sociales a los que tenemos que dar respuesta. Es parte de nuestra responsabilidad y compromiso con la sociedad en la que desarrollamos nuestra actividad. Esto no es una moda o altruismo, sino que responde a la necesidad de hacer que un negocio como el nuestro sea sostenible”.

Además, Worldline ha firmado recientemente una alianza social con la Fundación Adecco, con el objetivo de reforzar el valor que tienen la diversidad y la inclusión en la compañía y con el objetivo de fomentar entornos de trabajo en los que importan las personas, sus competencias, sus experiencias y sus visiones

Concretamente, desde la dirección de RRHH, Verónica ha hecho hincapié en el último programa que ha lanzado la compañía, ‘Wellbeing@Worldline’, que persigue la satisfacción de los trabajadores, a través de iniciativas globales y acciones locales específicas en cada país que  pretenden crear las condiciones propicias para la integración, el desarrollo y la evolución de cada persona y garantizar un entorno y unas condiciones laborales favorables.

Además, Worldline colabora con las Universidades y Escuelas de Negocio para acoger y formar a jóvenes  universitarios. “Nosotros consideramos que son el futuro de Worldline y contribuyen a la innovación”, explica Verónica. En esta línea, ha indicado que la empresa actual no es la misma que la de hace años, “estamos en continuo cambio. Sin embargo, lo que no cambia es el Capital Humano que es, y sigue siendo, el mayor activo de la empresa. Actualmente el mercado es el que manda y el cliente es cada vez más exigente. Por eso, el éxito de una empresa depende en un porcentaje muy alto de la iniciativa, creatividad, la ilusión y las ganas de todos los que la componen”.

Profesionalmente, Verónica es una persona paciente, perseverante y que no se rinde nunca. “Me apasionan las personas, mi trabajo, y sobre todo aprender. Considero imprescindible estar en continuo aprendizaje, para mantenerme al día y poder aportar valor a la compañía”. Estas cualidades le han llevado a convertirse en directora de Recursos Humanos. De hecho, Verónica ha comentado que para este cargo es fundamental poseer determinadas cualidades como liderazgo, comunicación, capacidad analítica, empatía, disciplina, dinamismo, generador de confianza y justicia.

Verónica ha recordado que la función de Recursos Humanos está vinculada y ligada al negocio y, que todo lo que hacen para cumplir esa planificación, tiene que estar alineado y ligado a la estrategia general de la organización. “Para conseguirlo, tenemos que ir al “campo de juego” para  comprender los procesos de nuestra organización, aportar soluciones, contribuir, tener visión estratégica (gestión de talento, conocimientos, etc…) y ser innovadores para convertirnos en socio estratégico. Estamos para dar servicio y nuestra función es hacer que el negocio sea exitoso”, ha detallado.

Con respecto a sus aficiones, le apasiona el invierno, esquiar, la montaña y “los paisajes blancos que me aportan paz”. Además, le gusta ir a la playa en verano y disfrutar de la tranquilidad del mar. Una mujer dinámica, optimista y positiva que le gusta pasar tiempo con su familia y amigos, leer, viajar, conocer sitios y gente nueva.

María Cano Rico

Comparte esta información en:
ir arriba