Marisa Nufrio, Smylife

25 febrero, 2017

Etiquetas: , , , , ,

“Una sonrisa bonita nos da la confianza que necesitamos para alcanzar aquello que nos propongamos”

Marisa Nufrio es la Directora General en España de la clínica Smylife, una clínica de estética y salud dental que ha fundado junto a José Álvarez y nace como un reto personal con “la necesidad de asociar el lujo y la exclusividad a las clínicas dentales”. Son pioneros en crear un nuevo concepto de salud dental, que aúna la tecnología más avanzada en manos de los mejores especialistas y se desarrolla en un espacio exquisito y diferente.

MarisaNufrioUna mujer curiosa, positiva y llena de vitalidad, entre cuyas pasiones se encuentra la moda. De hecho, estudió Diseño de Moda y fundó su propia empresa textil a los 20 años. Aun así, también se sintió atraída desde siempre por el ámbito de la salud y, en especial, la odontología. “La salud dental es fundamental para sentirnos bien. Es muy importante tener una boca sana y cuidada, ya que esto reduce el riesgo de enfermedades y posibles molestias”, comenta Nufrio. Esta inquietud explica que surge a raíz de tener que visitar a su odontólogo y tener que realizar tratamientos para mejorar su sonrisa. De esta forma, fue consolidándose junto a su marido en el sector de la odontología donde ha desarrollado más de 17 años de carrera profesional.

Al principio, empezó como cofundadora de Unidental, donde impulsó la creación de la primera clínica del grupo, siendo la responsable tanto de la selección del equipo de odontólogos, auxiliares y administrativos, como de la logística y montaje de la clínica, de la que fue directora desde 1998 hasta el año 2000. Además, ayudó a poner en marcha la cadena en Madrid, Barcelona, Gijón, Oviedo, Zaragoza y Guadalajara.

Desde 2004 y hasta 2011, fue directora de IESO (Instituto de Estudios Superiores Odontológicos) y durante más de diez Smylife4años estuvo dirigiendo Clínica Internacional, especializada en odontología de alta complejidad. También colaboró en la fundación de la escuela de formación y ocupación dental para auxiliares y otros profesionales del mundo de la odontología, DEOS (Dental Education Ocupational School). Su último proyecto es Smylife, que abrió sus puertas en octubre de 2010 con el fin de ofrecer un nuevo concepto de clínica dental basado en un aspecto más emocional y humano, lo que se conoce como odontología emocional. “Las personas que sonríen son más felices y una sonrisa bonita nos da la confianza que necesitamos para alcanzar aquello que nos propongamos”, subraya. Por eso, ofrecen a sus pacientes la posibilidad de conseguir la “sonrisa ideal, sana y saludable con la que siempre han soñado” gracias al diseño de sonrisas (DSD) que permite al paciente ver en su boca el resultado final antes de iniciar el tratamiento.

Nufrio es una persona amable, empática y alegre, quien nos explica que una de las preocupaciones de Smylife es cuidar hasta el mínimo detalle para ofrecer el mejor trato y servicio. “Es muy importante que en Smylife el paciente se encuentre como en casa”, ya que son muchas las personas que temen ir al dentista. Por ello, cuidan tanto la atención personalizada como las instalaciones, “distan mucho de las clínicas convencionales, porque queremos que nuestros pacientes se relajen, y lo conseguimos”.

Smylife5Con respecto a la evolución y acogida de Smylife, Nufrio confiesa estar muy contenta. “Son muchos los pacientes que confían en nosotros y cada vez son más los que se preocupan por cuidar de su salud dental en un espacio como el nuestro. Por ejemplo, el otro día me llamó un paciente para pedir cita y me dijo: “a ver si saco tiempo y voy a la clínica para relajarme un poco”. “Es muy satisfactorio que te digan algo así porque, realmente, te hace darte cuenta de que las cosas se están haciendo bien y, sobre todo, que estamos cumpliendo nuestro objetivo de hacer que ellos, más allá de ir al dentista, disfruten de la experiencia”, explica.

Y, con respecto a su situación laboral, Nufrio parafrasea a Confucio, quien decía: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida”. Así se siente ella. “Estoy encantada. Me considero una apasionada de mi trabajo y lo disfruto cada día. Además, me considero una persona a la que le gusta involucrarse en proyectos complementarios y retos que me permitan seguir creciendo personal y profesionalmente”, comenta.

Nufrio es una persona muy trabajadora y perfeccionista y ha destacado que entre los próximos objetivos de Smylife se Smylife1encuentra el de seguir haciendo de la compañía un referente a nivel mundial. Y, para ello, “siempre intentamos innovar y crecer, como por ejemplo incorporando nuevos productos a nuestra línea de tratamientos exclusivos”. También continuarán su misión filantrópica. Por un lado, mediante el apoyo del arte a través de Smylife Gallery; y por otra, apoyando labores a través de la ONG Mensajeros de la Paz. Además, Nufrio confiesa que uno de sus sueños y propósitos, con el tiempo, es llegar a fundar su propia ONG.

En cuanto a proyectos a corto plazo, están muy contentos porque próximamente abrirán una clínica Smylife en Nueva York. Por otro lado, en España seguirán expandiendo la esencia artística a través de una galería que permitirá que sus pacientes disfruten de las obras de escultores y pintores de gran reconocimiento internacional.

Nufrio concluye comentando que uno de sus placeres es disfrutar de su familia y del arte. También le gusta practicar deporte y, sin ninguna duda, viajar.

María Cano Rico

Comparte esta información en: