Alicia Giménez Bartlett, Premio Planeta 2015

4 diciembre, 2015

Etiquetas: , , , , ,

“Los autores tenemos un número de libros que escribir y de historias que contar”

La escritora Alicia Giménez Bartlett ha sido galardona con la 64ª edición del Premio Planeta por

Alicia Giménez Bartlett.Foto: Arduino Vannucchi

‘Hombres desnudos’, una novela donde hombres treintañeros pierden su trabajo y pueden acabar haciendo estriptis en un club, y donde cada vez más mujeres priman su carrera profesional sobre cualquier compromiso sentimental o familiar. Alicia suma una larga trayectoria literaria desde que escribió su primera novela, ‘Exit’, en 1984. Con ‘Una habitación ajena’ obtuvo el Premio Femenino Lumen y en 2011 fue galardonada con el Premio Nadal por su obra ‘Donde nadie te encuentre’. Internacionalmente reconocida por la serie de la inspectora Petra Delicado, Alicia nos sorprende nuevamente con ‘Hombres desnudos’.

Lo primero de todo, ¡felicidades! ¿Cómo se ha sentido al recibir el Premio Planeta?

Ha sido muy agradable. Es el premio que tiene más repercusión. También repercusión privada. Me ha felicitado tantísima gente de la que no esperaba recibir felicitación. Compañeros del colegio que hacía tiempo a los que les había perdido la pista. Ha tenido esa dimensión humana, por lo que me ha sorprendido mucho y ha sido muy agradable, más de lo que pensaba.

Para presentar la novela ‘Hombres desnudos’ a la 64 edición del Premio Planeta utilizó el pseudónimo de Toni Farga ¿cuál es su origen?

Es un homenaje a unos amigos nuestros de Vinaròs, donde vivo actualmente. Él se llama Antonio y ella Mariló Fargas y pensé, ¡me van a traer suerte! Mezclé sus nombres y apellidos en un homenaje privado que les quería hacer.

¿De qué modo cree que puede repercutir en su carrera profesional el haber obtenido el Premio Planeta y cómo le gustaría que lo hiciera?

Una cosa es como creo que me va a repercutir y otra cosa es como me gustaría. Me gustaría encontrar más lectores, pues los que me tienen encasillada cuando publico una novela aunque no sea negra, piensan: “novela negra, a mí no me gusta” o “seguro que se parecerá”… Sin embargo, como el Premio Planeta tiene tirón, algunos lectores pueden leer la novela y pensar “me ha gustado esta autora”. Eso es lo que me gustaría.

Y sobre cómo me va a repercutir. Todo seguirá igual. Yo continuaré haciendo mis libros. Unos tendrán más éxitos, otros menos… pero no creo que sea un antes y un después en la vida de un autor. Ni este premio, ni ninguno.

Su trayectoria literaria ha estado muy centrada en el género negro con la reconocida serie de Petra Delicado, ¿cómo se siente al cambiar de género literario?

Yo empecé fuera del género y cuando tengo una historia que veo que es urgente que la escriba dejo a Petra Delicado, por lo que no me ha costado. He podido escribir siempre sobre lo que he querido y no hay mucha gente que pueda decirlo. Llevo más de 20 años viviendo exclusivamente de mis libros, sin dar conferencias ni hacer colaboraciones, ¿qué más quiero? Que me encasillen donde quieran si yo puedo seguir un poco libre en mi vida creativa, que es lo que quiero.

Desde que escribió ‘Exit’ cuenta con una larga trayectoria literaria, ¿con qué libros ha disfrutado más?

Siempre he disfrutado mucho más con Petra Delicado. Son unos libros en el que el humor es entre el 70 y el 80%, además son personajes que ya tengo creados y aprendo mucho porque tengo que informarme. En función del delito que escojo me informo de determinados temas, por ejemplo ‘En días de Perro’ me entere de todo lo que tenía relación con los perros: desde cómo funcionan los veterinarios, revistas especializadas y hablas mucho con la gente… El escribir es muy solitario y esa parte de Petra Delicado de documentación y de abrirte un poco a la sociedad me divierte. Sin embargo, con los libros que no son de Petra sufro más, son más pesimistas. Además no estoy segura de ir bien o mal. Cada tema lo tienes que coger desde un punto de vista diferente, los personajes son nuevos… Disfruto mucho más con la novela negra. ¡Clarísimo!

Aun así, el día que yo vea que me estoy repitiendo mucho diré: “¡cuidado, que ya los has dicho!” o si tengo que pensar mucho si ya lo he dicho o no… cortaré y escribiré otra novela negra o no escribiré más novela negra o no escribiré nada y haré mis memorias. Yo creo que los autores tenemos un número de libros que escribir y de historias que contar y cuando te das cuenta de que se te ha acabado el filón interno lo mejor es parar y no publicar. Puedes seguir escribiendo y no publicar.

¿Qué pasos lleva a cabo normalmente a la hora de escribir una obra?

Primero la historia te va dando vueltas y vueltas y vueltas y luego empiezo a escribir. No estoy segura de nada de lo que voy a hacer, pero me dejo llevar por esa fuerza interior que tiene la historia, por la intuición, por el deseo de contarlo. Luego corrijo mucho y vuelvo a reescribirlo todo. Para explicarlo lo digo siempre: hay escritores que son más arquitectónicos, que hacen un plano como si fueran a hacer una casa de una novela; y otros que somos escultóricos, cogemos una materia y poco a poco le vamos dando forma, se moldea el trabajo y va saliendo la historia.

‘Hombres desnudos’ es una obra que aborda el tema de la prostitución masculina, ¿ha sido difícil abordar esta temática?

No, tengo amigas que han hecho uso de estos chicos a partir de los 45. Mujeres muy exitosas que han llegado un momento en el que son felices con su trabajo y para las que es muy importante el tiempo. Cuando quieren ir acompañada a una cena recurren a contactos o agencias… Sucede en estratos sociales medios-altos. Es un contrato. Ellas tienen el poder.

Las relaciones de pareja están muy presentes en la obra, ¿en qué sentido?

En ‘Hombres desnudos’ se ve como a una empresaria le abandona su marido, un hombre sin interés y mediocre. Entonces se inicia una relación sentimental entre el chico de alterne y la empresaria. Una relación tortuosa. En otros de mis libros hay relaciones de pareja que funcionan. ¡No es que tenga una imagen tan negativa de la pareja!

¿Qué nos puede comentar sobre el personaje de Javier?

Javier es un chico muy típico, un hombre nada machista, comprensivo y tierno, pero sin ambiciones.

¿Su próximo libro?

De momento me voy a tomar dos meses para mí y luego, sin ninguna duda, Petra.

Sus libros se traducen a nada más y nada menos que a 17 lenguas y gozan de gran éxito en países como Italia o Alemania ¿Qué diferencia ve entre el mercado literario de España y el de otros países?

Hay más lectores. En Italia, en Francia y no digamos en Alemania. En Alemania no se hacen presentaciones, sino que el autor lee un trocito para que los lectores conozcan su voz y van dos actores que leen e interpretan a los personajes. Cuesta 12 euros entrar a la librería y aun así está llena. Por otra parte, Italia también es una sociedad muy culta en la que se lee mucho.

¿Qué recomendaría a aquellas personas que quieren volcar su carrera literaria a la escritura?

Lo tengo clarísimo. Que leian, que lea mucho: clásicos, actuales, géneros… Que lean, que lean y que lean. Las escuelas de escritura están muy bien y ayudan, pero lo que enseña a escribir es leer.

María Cano Rico

 

Comparte esta información en: